5 principios de la neuroeducación que la familia debería saber y poner en práctica

Neurociencia
Publicado el 06 de mayo de 2022 4 minutos de lectura 920 visualizaciones 0 comentarios
5 principios de la neuroeducación que la familia debería saber y poner en práctica

Durante estas dos últimas décadas, los estudios en neurociencia y neurociencia cognitiva han estado aportando datos muy interesantes sobre cómo se construye y aprende el cerebro.

Muchos pueden ser los principios de la neuroeducación que deberíamos conocer para aplicar a nuestra vida cotidiana, de entre todos ellos hemos escogido estos cinco por su relevancia e impacto no sólo en educación sino en la vida. Este artículo pretende aproximarse a los 5 principios básicos de la neuroeducación que deben conocer los padres y madres para llevarlos a la práctica y fomentar el aprendizaje y una vida más digna.

Principio 1. Somos seres únicos e irrepetibles. Superpoderes y responsabilidades

Todas nuestras acciones se gestan en nuestro cerebro con sus 86.000 millones de neuronas. Tal complejidad hace que cada cerebro sea único e irrepetible y, por consiguiente, que cada mente sea un universo en sí misma. Esto implica que cualquier experiencia y todo proceso educativo influyan o puedan influir de manera ligeramente distinta en cada persona, según sea su cerebro. Pero no es solo irrepetible si lo comparamos con otros cerebros, sino incluso si lo hacemos consigo mismo, puesto que cada día termina siendo ligeramente diferente a cómo era el día anterior.

Principio 2. Influenciar no significa determinar

Los genes y las modificaciones epigenéticas son ciertamente importantes para la construcción del cerebro, pero no lo son todo, ni mucho menos. Según las variantes que hayamos pasado a nuestros hijos su cerebro tendrá, de origen, unas características determinadas que influyen en todos sus aspectos mentales. ​​Aquí la palabra clave es “influenciar”, no “determinar”. Hay genes que condicionan el coeficiente de inteligencia, la sociabilidad, e incluso el grado de empatía o de creatividad de cada persona. El cerebro se forma partiendo del material biológico pero lo hace en constante interacción sinérgica con el ambiente.

Principio 3. Antes de nacer, preparamos el cerebro

La primera actividad neural, las primeras señales fehacientes de que las neuronas se están comunicando entre ellas de forma regular, se produce durante la semana 25 de gestación (aproximadamente a los cinco meses y medio), y ya no se va a detener jamás. En todo este período, y hasta el nacimiento, el estilo de vida de la madre, e incluso la atención y las muestras de afecto que le dedique su pareja, contribuirán a la formación del cerebro de su hijo.

Principio 4. Después de nacer, más y más conexiones

Tras el nacimiento, el cerebro continúa formándose. Nacemos con aproximadamente la mitad de neuronas que tendrá el cerebro adulto, por lo que inicialmente se deben formar muchas neuronas nuevas. Sin embargo, sobre los tres a cuatro años de edad, el cerebro ya contiene prácticamente todas las neuronas que precisa, y pocas más se añadirán en el transcurso de la vida. Pero a pesar de ello, su formación jamás está concluida, y continúa construyéndose y reconstruyéndose a lo largo de toda la vida.

Principio 5. Ventanas de oportunidad: Las tres grandes etapas

El ambiente que proporcionamos a nuestros hijos –familiar, social y educativo–, contribuirá a la forma física que tomarán sus conexiones cerebrales. Sin embargo, de forma programada por los genes no se potencian las mismas conexiones a una edad que a otra. Se distinguen tres grandes etapas (Mora, 2013; Bueno, 2017).

  • De los 0 a los 3 años A estas edades el cerebro absorbe el ambiente para adaptarse a él, lo que hace que sea la etapa más importante e influyente para la personalidad que mostraron nuestros hijos cuando sean adultos.
  • De los 4 a los 11 años Es la etapa que más influye en las destrezas académicas –en las denominadas competencias básicas–. Es cuando las niñas y los niños aprenden a leer, a escribir, los primeros razonamientos lógico-matemáticos, estrategias de memorización, etcétera. Cabe decir, sin embargo, que cada cerebro va madurando a un ritmo ligeramente diferente a los demás, lo que implica que la edad de aprender estas destrezas sea un poco variable.
  • La adolescencia Es la etapa en que el cerebro y sus programas génicos priorizan las conexiones a más larga distancia, lo que se relaciona con la gran capacidad de aprender cosas nuevas de forma consciente que se manifiesta a estas edades. El establecimiento de estas conexiones también se relaciona con la curiosidad y la búsqueda de novedades típicas de este período vital, que a menudo se traducen en, o los interpretamos como, rebeldía.

Nuestros hijos e hijas viven su presente imitando lo que ven a su alrededor, incluyéndonos a nosotros, nuestras actitudes y comportamientos –aunque no siempre sea evidente–. Y con esta imitación aprenden a vivir su propia vida, una vida que sin duda les llevará al futuro. Esta es la historia de su cerebro, que empieza en nosotros pero que va mucho más allá, hacia su futuro.

Incríbete a la formación

Referencias
Bueno Torrens, D., & Forés Miravalles, A. (2018). 5 principios de la neuroeducación que la familia debería saber y poner en práctica. Revista Iberoamericana De Educación, 78(1), 13-25.
https://doi.org/10.35362/rie7813255
Biografía del autor/a

David Bueno Torrens, Universidad de Barcelona (UB), España Sección de Genética Biomédica, Evolutiva y del Desarrollo

Anna Forés Miravalles, Universidad de Barcelona (UB), España Departamento de Didáctica y Organización Educativa

No te pierdas esta y muchas más reflexiones sobre neurociencia y educación en la próxima jornada “Cerebro colectivo: reiniciando el show” el próximo 28 de mayo en Madris. Consulta toda la información en https://academy.integratek.es/cerebro-colectivo.

De qué hablamos cuando hablamos de tea

¿Te gusta lo que estás leyendo? ¡Suscríbete al blog!



Comentarios

No hay comentarios en este artículo

Cargando más comentarios...
¿Te ha gustado el artículo? Estas clases te podrían interesar:
Neurociencia

La neuroeducación constituye una nueva mirada educativa al estar en consonancia con diversas metodologías de aprendizaje activo y fomentar el desarrollo de competencias para la vida

Artículos relacionados

Forma parte de la comunidad ITK Academy

Suscríbete y accede de forma ilimitada a toda nuestra formación exclusiva, sin permanencia y con contenido nuevo cada semana.

¡Suscríbete Ahora!

Clases relacionadas